jueves, 14 de junio de 2018

La Calle Obispo en la Habana Vieja



 Serie Conociendo la Habana vieja 

Sigo invitándote a conocer la zona más antigua de La Habana. Hoy quiero hablarte de la Calle Obispo, una las más famosas y transitadas de La Habana ubicada en el municipio Habana Vieja.

Muy cercana a Casa Castellón, pues solo nos separan 5 cuadras y en apenas 10 minutos estás en ella.

La Calle Obispo parte desde cerca de la Plaza de Armas y se extiende de este a oeste hasta la Avenida del Puerto, muy cerca del famoso Restaurante-Bar El Floridita, conocido como “La cuna del daiquiri”, y el Monumento al Ingeniero Albear.

Lo ideal es explorarla de día y realizar una parada en alguno de sus numerosos bares y restaurantes para degustar el escabeche de Obispo y Villegas o simplemente disfrutar de un helado o suculentos sandwiches para llevar mientras paseamos por una calle llena de color.


Es el Boulevard más largo de La Habana, y si el peatón que la transita desde la Avenida del Puerto con dirección a Zulueta, y decide continuar por los portales del edificio de Arte Universal del Museo Nacional de Bellas Artes y luego por el Parque Central se puede virtualmente empatar con el Boulevard de San Rafael perteneciente al municipio de Centro Habana. Miles de cubanos y turistas pasean por ella cada día.

La calle Obispo fue concebida de manera muy estrecha para resguardarse del sol, con su trazado en damero a partir de una plaza mayor, propia de las ciudades hispanoamericanas.

La importante arteria tuvo su origen en el siglo XVI, en una fecha próxima a la fundación de la villa de San Cristóbal, es decir, en los alrededores de 1519.

Durante su historia ha recibido varias denominaciones como: San Juan, Del Obispo, Weyler, Pi Margall, entre otras hasta sumar un total de 47.1​ Desde el año 1936 su nombre ha permanecido como Obispo.

Ubicada al sur de la Plaza de Armas y a un costado del Palacio de los Capitanes Generales, ampara desde las riberas de la bahía hasta la calle de Monserrate.

Es atravesada por las calles Baratillo, Oficios, Mercaderes, San Ignacio, Cuba, Aguiar, Habana, Compostela, Aguacate, Villegas y Bernaza que propician un ir y venir de personas que por momentos aumenta el número de las que transitan.

Casi prácticamente desde los inicios, en la calle siempre han abundado los establecimientos de comercio minoristas a la par de la calle O'Reilly, que es paralela a esta desde su inicio en Zulueta hasta la bahía de La Habana.

Con los años fue ganando en importancia y a los pequeños negocios se le unieron otros servicios económicos e incluso edificios públicos, y otros de hasta 9 o 10 pisos con fachadas neoclásicas que contrastan con las viejas casas coloniales.


Esta calle (ahora sólo peatonal) cumplió una función comercial, estableciéndose en ella casas de modas y dulcerías, los más animados cafés y algunas boticas. Se le agregaron poco a poco otros servicios.

Era muy transitada de día por desembocar en la Plaza de Armas y Casa de Gobierno. Los paseos nocturnos hacia la Plaza donde se daban retretas, hacían confluir allí al público a pie, en quitrines y volantas.

Los vehículos tienen prohibido su paso por ella. Las tiendas, restaurantes, ventas de artesanía, librerías, museos, antiguas farmacias y la bella arquitectura de las casas y edificios circundantes la convierten en uno de los sitios más imprescindible de la ciudad. 


Una gran personalidad vinculada con esta calle fue el Premio Nobel de Literatura en 1954, Ernest Hemingway. Durante los años 30, el escritor norteamericano se hospedó en el Hotel Ambos Mundos, elegante edificio de arquitectura ecléctica edificado a finales de la década del 20 en el encuentro de las calles Obispo y Mercaderes.

Para los habaneros, la calle Obispo ofrece la posibilidad de dar un hermoso paseo lleno de misterios y novedades que sólo al andar se descubren.

Se extiende a lo largo de 11 cuadras desde la calle Zulueta hasta la Avenida del Puerto.

Sitios de Interés

Palacio de los Capitanes Generales

Plaza de Armas

Museo Nacional de Historia Natural de Cuba

Obispo 463, Sastrería

Hotel Ambos Mundos

Bar El Floridita

Museo Numismático

Mercado "La Luvia de Oro"

Librería Fayad Jamís

Casa del Mayorazgo Recio

Librería La Moderna Poesía

Ministerio de Finanzas y Precio

Biblioteca "Rubén Martínez Villena"

La Casa del agua "La Tinaja"

Universidad de San Jerónimo​

Instituto Cubano del Libro

Café París

Ya estás invitado porque:

Caminar por la calle Obispo es electrizante, e inunda todos tus sentidos: el olor a cigarro habano acecha en cada esquina, el olor del mar Caribe que se esconde cerca, el sonido de la música en vivo que empapa la ciudad desde horas tempranas de la mañana.

A la Calle Obispo hay que ir porque allí comenzó todo: la vida, la ciudad, el movimiento, la revolución… lo que sea. Es un lugar que nos recuerda porque la capital de Cuba no pertenece al mundo real, es un punto y aparte de todo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...